Un ambiente natural de excepción

La temperatura

image-articolo-freddo-6-consigli-anti-gelo-o-ah_112_l.jpg

La temperatura atmosférica en la montaña es extremadamente variable: el aumento de la altura, la llegada de las nubes, el pasaje de zonas expuestas al sol a zonas de sombra son algunas de las causas de su, a veces brusco, descenso.

El enfriamiento del cuerpo humano está determinado por varios factores.

El viento: es un agente atmosférico generalmente subestimado que puede dar origen a situaciones de malestar o a patologías. El cuerpo humano es una máquina que produce calor. La ropa tiene como objetivo primordial el de mantener este calor y no de calentar, aislando nuestra superficie corporal del exterior. El intercambio térmico entre el hombre y el aire es continuo: sustancialmente cedemos a la atmósfera una parte, modesta, de nuestro calor por conducción. Con el viento, el recambio del delgado extracto de aire que hemos calentado se acelera y la dispersión del calor corporal se acelera. Por eso, la sensación de frío que advertimos aumenta considerablemente no obstante la temperatura del aire no haya cambiado. (se trata del llamado efecto "windchill").